El Colegio Madre Tierra, vecino al Campus Casona Las Condes de la Universidad Andrés Bello, recibió esta semana a los integrantes de AstroClub, quienes realizaron actividades de extensión en astronomía a los alumnos de este colegio municipal diferencial.

El proyecto AstroClub, con el patrocinio del Instituto Milenio de Astrofísica y el auspicio de la ESO (European Southern Observatory), busca acercar a los niños a la ciencia mediante la astronomía, bajo la metodología Galileo Mobile. Fernanda Urrutia y Joyce Pullen del MAS dirigen AstroClub, que se ejecuta en La Serena y en Santiago.

Realizaron esta actividad los estudiantes del Doctorado en Astrofísica de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNAB; Ósmar Rodríguez, Gabriela Navarro y Justin Otor, quien es además estudiante de la Universidad de Princeton y está en Chile desde noviembre de 2016. El desafío que presentaba este colegio, era el de diseñar una actividad para niños con variados requerimientos especiales y que debía desarrollarse en un periodo muy corto, mientras se mantiene su atención.

Los astrónomos eligieron la familiaridad que tenemos con la Luna, el objeto celeste más cercano a la Tierra y que nos entrega la primera noción sobre la geometría espacial. Representaron ellos mismos al Sol, la Tierra y la Luna, mostrando como la radiación del Sol junto a la rotación de la Luna y de la Tierra, producen las diferentes fases lunares, el día y la noche. A continuación, guiaron a los 36 alumnos, para representar las fases de la Luna con galletas tritón sobre un esquema de la Tierra y el Sol.

“Disfruté la oportunidad de enseñar astronomía en un lugar como Colegio Madre Tierra. Los estudiantes son muy amables y creo que aprendieron algo útil y se divirtieron al mismo tiempo.”
Justin Otor, estudiante de doctorado de la Universidad de Princeton