Por Vittorio Braga, investigador postdoctoral MAS y de la Universidad Andrés Bello

Las estrellas variables de tipo Cefeidas son usadas, desde más de 100 años, como candelas estándares para la determinación de distancias. El periodo de pulsación de la mayoría de ellas es entre 1 y 100 días, y  pueden ser distintas entre Cefeidas Clásicas (más jóvenes de 300 mega-años) y Cefeidas de tipo II (CT2, más viejas de 10 giga-años). Las Cefeidas  Clásicas son las más usadas entre las dos, principalmente porqué son 3 magnitudes más brillantes que las CT2, y porqué permitieron la calibración de la escala de distancia de las supernovas.

Sin embargo, las Cefeidas Clásicas tienen la desventaja de encontrarse  solo donde hay formación estelar en curso. Por otro lado, las CT2 se encuentran en casi todas partes, excepto en  los sistemas estelares con ramas horizontales demasiado rojas.

El bulbo Galáctico es el lugar más denso de estrellas de la Galaxia y está  poblado por estrellas viejas, por lo tanto es el lugar más apropiado para encontrar un largo número de CT2. Además, mientras las regiones externas del bulbo fueron ya escaneadas por el sondeo OGLE en el visible—encontrando más de 300 CT2—hay todavía que investigar las  regiones centrales, entre un grado del plano Galáctico.

De hecho, el polvo en estas regiones es tan abundante que solo  observando en las bandas del infrarrojo cercano se pueden detectar estas  variables.

El sondeo VVV provee series temporales, en el infrarrojo cercano, de estrellas en una área de 520 grados cuadrados, incluido el bulbo  Galáctico.

Como primer paso, encontramos las curvas de luz de CT2 conocidas y  obtuvimos sus distancias con la relación entre periodo y luminosidad. Esta relación provee el brillo intrínseco de una estrella, conociendo su  periodo. Hemos considerado varias calibraciones de esta relación y obtuvimos distancias individuales hasta 65 kpc (es decir, en el Halo  galáctico al otro lado de la Galaxia) y una incertidumbre media de cerca el 3-4%.

Como segundo paso, estamos trabajando en un software que seleccione las candidatas variables en las regiones más centrales, teniendo como input las series temporales. Los criterios de rechazo para distinguir  entre candidatas variables y estrellas no variables o estrellas con series temporales de calidad insuficiente, incluyen estadística de los  máximos del periodograma, la amplitud de la serie de Fourier de ajuste de la curva de luz y el rechazo de datos basado en la desviación estándar de la media.

Las CT2 ofrecen la oportunidad de delinear la estructura del bulbo Galáctico con estrellas viejas. Son mucho menos que las RR Lyrae, que  también se usan para determinación de distancias, pero son más brillantes y por  eso pueden proveer distancias de sistemas estelares más lejanos en el Grupo Local de galaxias. Por otro lado, las CT2 galácticas conocidas, hasta  ahora, son menos de 1000. Por eso es importante investigar el interior del bulbo Galáctico para aumentar la estadística de estos objetos.