Por primera vez, el Instituto Milenio de Astrofísica MAS se unirá a Fundación Mundo Ideal para realizar una noche de observación astronómica en el Campamento de verano Mapu Co – Antu, que la fundación realiza cada año en la pre cordillera de la VI región, en Rengo.


Mapu Co – Antu
es un campamento de verano organizado por Fundación Mundo Ideal consistente en la creación de un mini pueblo en la localidad de las Las Nieves, en la pre cordillera de la VI región, Rengo. En él, unos 200 niños – de entre 11 y 18 años – se reúnen por 20 días a vivir en comunidad, compartiendo experiencias de vida y aplicando las capacidades que aprendieron durante el año en la serie de actividades que la fundación organiza.

Según Romina Mora, parte del equipo de Fundación Mundo Ideal que prepara este evento, lo que se busca es aportar al desarrollo educativo e integral de niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad social, afectiva o económica, desarrollando nuevas competencias, su creatividad, sus habilidades sociales, liderazgo, valores y afectividad a través de experiencias enriquecedoras.

Este 2017, en su versión número 36, los jóvenes vivirán una experiencia única, organizada por el Instituto Milenio de Astrofísica MAS, consistente en una noche de observación astronómica, en la cual cinco investigadores del centro – Catalina Flores, Nicolás Tejos, Tomás Müller, Paul Leyton y Silvio Varela – los invitaran a una serie de actividades lúdicas que los acerquen a la astronomía, la noche del 18 de enero.

Estas actividades serán divididas en tres estaciones, en la primera de las cuales los asistentes podrán comprender ciertos fenómenos astronómicos a través del formato de trivia, que los impulsará a ganar diversos premios.

Por otro lado, existirá una estación de observación del cielo a ojo desnudo, donde los investigadores del MAS les enseñarán a mirar y reconocer las principales constelaciones y otros objetos astronómicos visibles en esa oportunidad. Finalmente, se contará con tres telescopios para que los participantes puedan vivir más de cerca la experiencia astronómica, observando a través de estos instrumentos objetos celestes como la nebulosa de Orión y planetas como Marte y Venus. Todo ello comenzando con una charla introductoria que invitará a niños y jóvenes a hacerse parte por algunas horas de la aventura de descubrir las maravillas del Universo y ojalá despertar nuevas vocaciones científicas.